/
ARCHIVOS

Concertación

Esta categoría contiene 9 entradas

Chile: El paraíso de la impunidad y de la irresponsabilidad política

Por Rafael Luis Gumucio Rivas
 

En nuestro país, se podría escribir la antítesis del texto de Max Weber sobre La responsabilidad política: ante cualquier catástrofe ninguna autoridad política se hace cargo de la situación, por ejemplo, nadie ha respondido por la inseguridad en las faenas mineras, que se dan a diario en los lugares de trabajo; de la pésima calidad en las construcciones de viviendas sociales, derrumbadas por el terremoto, el Serviu no asume ninguna responsabilidad. Ahora, con el incendio en la cárcel de San Miguel, nadie quiere responder de sus dichos y hechos que han colaborado a crear el clima de segregación, que es la causa profunda de las 81 muertes.
Hay personas que tuvieron el valor de luchar contra la histeria fascista, caracterizada por dichos desafortunados y criminales, como aquel de que “todos los delincuentes se pudran en la cárcel”, como si no fueran tan seres humanos como los autores de estas torpes frases. Esa mentalidad no está muy lejana de aquellas que niegan la existencia de los campos de concentración nazis o, en el pasado chileno sostenían que los detenidos y desaparecidos estaban veraneando en Argentina o en otro país. Son los mismos que decían que la tortura era, apenas, “un rasguño -propinado- a quienes se lo merecían”. Recuerde Ud. que el entonces ministro del Interior, José Miguel Insulza dijo algo parecido respecto a la tortura y muerte de su amigo Ruiz-Tagle.
La gente se olvida, muy fácilmente, de lo que se dijo hace apenas un año: Joaquín Lavín planteaba trancar la puerta giratoria, lo que significaba terminar con los beneficios carcelarios y, a la menor reincidencia, enviarlos al infierno penitenciario. Alberto Espina ha sido siempre el profeta y defensor de la “tolerancia Cero” y hoy lo reitera, con suma beligerancia, diciendo que no hay que tener ninguna tolerancia con los delincuentes -no sé cómo logra explicar que esto no tiene que ver con “la cárcel para todos”, hay que ser atrasado mental para tragarse semejante caramelo.
Como el tema de llamada “seguridad ciudadana” paga muy bien en las elecciones, la mayoría de los hipócritas –que sólo les interesa conservar sus curules- se dedican a incitar la mentalidad fascista respecto a la vida cotidiana, que se ha acuñado en muchos sectores de la sociedad. Ahí está la clave del éxito de políticos de derecha con relación al llamado tema de la represión de la delincuencia.
Los líderes de la Concertación no han hecho más que imitar a sus congéneres de la derecha y ha habido un verdadero concurso entre los distintos subsecretarios del Interior sobre cuál de ellos aplica más “mano dura” contra lo que llaman la delincuencia y que siempre termina en la persecución de los pobres. Este afán de querer igualarse fue una de las principales causas del por qué el pueblo los escupió expulsándolos del poder.
También los medios de comunicación de masas tienen bastante responsabilidad: ChileVisión dedica más del 70% de sus largos y aburridos noticiarios a la apología de la violencia policial contra los pobres; para qué hablar de Megavisión, cuyos programas estelares se centran en temas donde las cámaras irrumpen en las poblaciones y en las casas de los pobres, sin ningún respeto a la dignidad de las personas. Muchos de los dueños de estos canales son pechoños, que pasan su vida golpeándose el pecho. ¿Qué dirían si se filmaran escenas en los barrios de ricos, donde también se consume y trafica droga, junto a otros delitos que son protegidos por el rango de las personas?
En Chile se aplica la impunidad para el dictador Augusto Pinochet y su familia, para unos cuantos agentes de las centrales de información, que aún andan en la calle, y para qué hablar de los funcionarios civiles de la dictadura que hoy peroran como grandes republicanos. La cárcel de Punto Peuco es la única que no está sobre poblada –no sería mala idea enviar a ese recinto a unos cuantos internos de otras cárceles-.
Es necesario recordar que muy pocas personalidades han tenido el valor de oponerse a la mentalidad fascista -animada por la derecha y seguida a coro por la Concertación-, en primer lugar las iglesias, que pidieron liberar, al menos, a los presos con enfermedades terminales y a los ancianos; en segundo lugar, la Fiscal Mónica Maldonado que sigue anunciando que esta situación es una verdadera bomba de tiempo, que podría repetirse; el presidente la Corte Suprema, Milton Juica, quien dijo, valientemente que “el mensaje político del momento es que lo mejor sería que todas las personas estuvieran presas y no en libertad, y esas son las consecuencias que se provocan…”
Nuestras castas políticas no entendieron nada de estos mensajes y las cárceles siguieron siendo pabellones de la muerte. Ahora se dedican a culparse entre ellas, dando un miserable espectáculo ante la opinión pública.
En Chile se atropellan diariamente los derechos humanos: no hay ninguna política concreta de reinserción por medio de talleres de capacitación, centros de recreación, bibliotecas, y otros; el 80% de los internos actuales son hijos de presos y este círculo parece imposible de quebrar mientras no haya un cambio radical en nuestra sociedad que no vendrá por ningún motivo, de los políticos del bipolio.
El ministro de Hacienda se menea y se pavonea diciendo que Chile está en un círculo virtuoso –hoy la libra de cobre en los cuatros dólares; tenemos millones de divisas guardadas en bancos extranjeros, las empresas extranjeras que explotan nuestro cobre reclaman por el regalo que hizo el Gobierno, coludido con la Concertación, respecto al miserable incremento del royalty– decir que el Estado chileno no tiene dinero para solucionar el problema de las cárceles es una tremenda falacia. Por lo demás, los empresarios pagan muy poco impuesto y bien se les podría exigir que contribuyan a sacar este país del marasmo, respecto al trato vil hacia los pobres, en cárceles, hospitales, escuelas y en sus propias poblaciones.
Extraido de El Ciudadano
Anuncios

Barras Bravas: ¿Terminaremos ocultando nuestra verguenza?

por KROK
Hace unas semanas, fui con mi familia al Estadio, a ver jugar a mi equipo de fútbol preferido, aunque no es uno de los más populares, lo acompaño, tarde, mal y nunca. Ahí me encontré – en un elevado tono – gritando por el accionar del injusto arbitro, por la lentitud de los jugadores y por mi visión relativa de la justicia deportiva. Cuento todo esto, pues al otro día me sentí relajado, como que el stress de mi trabajo había pasado al olvido, volvió el ánimo y las ganas de trabajar, cual medicina, la energía desatada en aquel estadio sirvió para botar la mala vibra.
Guardando – por supuesto – las proporciones, evalué los desmanes, de hace unas semanas, generados por una de las Barras Bravas y trate de entender esa rabia violenta y justificarla, pronto le sumé resentimiento, angustia,  pobreza moral y pecuniaria, falta de educación, oportunidades y lideres, como resultado, obtuve una mezcla peligrosa e incontrolable, explosiva y radical. ¿Cómo el fútbol canaliza este enjambre de descontento y lo manifiesta de la manera más grosera e irrespetuosa? ¿Por qué la masa descontenta peyorativamente denominada lumpen o flayte desata su furia en algo tan básico como una pelota de fútbol?
Creo tener las respuestas en la carencia de cultura, en la mala educación, en el nefasto legado de la irrespetuosa y arribista sociedad moldeada a base de ignorancia por Pinochet en los ’80, pretendo también, no dejar de lado la desmovilización ciudadana de la Concertación en las décadas posteriores, pero en ánimo de ser más contemporáneo, culpo además, a los rascas dirigentes que por dinero se reparten el alma futbolera como un botín, delincuentes al fin y al cabo.
¿Qué espero de todo esto?, pues absolutamente nada, nos llenaremos de pacos imbeciles que reprimirán sin distinción. Por medio del terror este caudal de insatisfacción será contenido por un breve lapso, talvez hasta a mas de alguno se le reconozca el hecho. Pero en definitiva, la familia no volverá al estadio y otra vez habremos escondido nuestra vergüenza, que regresará disfrazada de quien sabe como y quien sabe por donde.

Reelección Presidencial: Un Candidato Super Poderoso

por Ignacio Maulén
Nuevamente en el debate público aparece la discusión del período presidencial, debido a la presentación por parte de diputados de un proyecto que permitiría la reelección inmediata presidencial y que tendría que modificar el artículo 25 de la Constitución. Sin duda, que el actual sistema de cuatro años sin posibilidad de reelección deja un corto tiempo para legislar sin la intervención de elecciones que inevitablemente van modificando la agenda política. De esta manera, en un país donde es valorada la continua renovación de los presidentes, por la dificultad de repetirse el plato, la reelección vendría a cambiar ese escenario.
Tanto en sectores de oposición como del oficialismo verían con buenos ojos esta disposición. A La hora de sacar la calculadora, ambos podrían aprender de hechos históricos y de las expectativas que se generen antes de la elección. En efecto, en el 2009, la reelección de Michelle Bachelet le hubiera ahorrado bastantes dolores de cabeza a la Concertación en su búsqueda de un candidato. Por su parte, en la Alianza observan como su presidente mantiene un apoyo considerable y además un ministro con ascendente popularidad. Lo lamentable de estos cálculos políticos, es que vuelven a postergar una discusión más de fondo, que tiene que ver con una propuesta de cambios a largo plazo y que incluyan mayor participación de la ciudadanía. Como ejemplo, véase lo que pasa en términos de voto voluntario u obligatorio o la propuesta a un cambio en el sistema electoral. No hay una sola posición adentro de las coaliciones y las posiciones cambian dependiendo de la época.
Mi propio cálculo político es que una reelección inmediata en las actuales condiciones del presidencialismo chileno podría resultar perjudicial para los competidores opositores. Ya hemos visto a los presidentes en época electoral (y tb. en otras épocas), ejercer las amplias atribuciones que tienen por sobre el congreso, en materias del ámbito legislativo, económico y, además, el amplio espacio que copa en la agenda de los medios de comunicación. Si a esto le agregamos la cantidad de personas que tiene el presidente trabajando en servicios públicos e, incluso de importancia, como intendente y gobernadores, estaríamos frente a un todo poderoso aspirante a la presidencia, y muy difícil de derrotar.
A mi entender necesariamente tendríamos que tener junto a este cambio, debates y cambios importantes sobre las atribuciones del presidente en campaña electoral y también, claro está, en el período regular. Por su parte, las coaliciones también tendrían un desafío. Siempre sería más fácil postular a un postulante probado en el ejercicio del poder y presentarlo a una nueva campaña, sin el esfuerzo de renovarse. Sin estos cambios, la alternativa menos perjudicial sigue siendo el antiguo período de 5 o 6 años sin reelección.
Leer la versión mas extensa de este post

33 Mineros: ¿Es Cercania lo de la Derecha Chilena a los Trabajadores?

por KROK

Con un lenguaje no típico de un inversionista, Sebastián Piñera ha producido un cambio comunicacional de cercanía con los trabajadores, resulta raro escuchar de un representante de la derecha un “nunca mas“, resulta raro verlo ocupando el heroico rescate con un lenguaje tan cercano y simple. Si sumamos esto a la ganancia de la UDI en sectores populares, vemos una guerra declarada en franca disputa de los sectores desposeídos y eternamente desplazados, entre una nueva derecha en lo medial y una derrotada concertación mas silente que nunca.
Gran preocupación debe tener la oposición ante la nula posibilidad de contrarrestar el éxito del plan de rescate, que muestra un Estado rápido, eficiente y cercano, y por sobre todo que alimenta el chovinismo de un pueblo que quiere mostrarse grandioso, aunque por dentro se mantenga la inseguridad laboral en recaudo de los intereses comerciales del empresariado chileno. Sólo la espera y el entibiamiento mediático permitirá una baja en los bonos del gobierno, las criticas a la sobre exposición de Piñera serán meros estertores de política a corto plazo y sólo la imposición de una agenda profunda con temas potentes y populares permitirá desenmascarar a la derecha empresarial.
Temas como, reconocimiento constitucional a los pueblos originarios, nacionalización del agua, leyes laborales, sistema binominal, inscripción automática, píldora del día después, reforma educacional, impuesto a las grandes empresas y la autoimpuesta seguridad laboral, permitirán volver a un debate donde la oposición podría revalidar la necesidad de reconocimiento popular.

Jaime Guzmán: Lo que se sintio ayer, hoy se olvida.

por KROK
Corría abril de 1991 y volver a aquellos años en que Pinochet no se convencía de aquel poder que perdía, no resulta difícil, no es complicado recrear también la aventura de una democracia tuerta y miope, y el recuerdo de los autores de muertes y torturas paseando libres por la calle enrostrando impunidad. Los juicios contra los que atentaron contra los derechos humanos –  de chilenos – no prosperaban y no se vislumbraba el fin de los enclaves autoritarios impuestos por la constitución. Todo esto generaba un ambiente raro, mezcla de modernidad e injusticia, de crecimiento y lucha de poder.
Para tal comienzo de la transición, no me parece raro que la muerte de Jaime Guzmán Errazuriz haya dejado un aire de justiciamiento y aunque muchos ahora lo nieguen, para una fracción importante de Chile así lo fue. Ese sentimiento sólo puede ser reproducido en ese abril de 1991 y no importaba que la muerte de un Senador trajera algo de justicia para aquel otoño.
Hoy, resulta impresentable una muerte como la de Jaime Guzmán, hoy Chile se jacta de su suculento Estado de Derecho y lo muestra, siempre cuando puede, a toda la comunidad internacional, pero también sería impresentable el que dos jóvenes como Rodrigo Rojas de Negri y Carmen Gloria Quintana fueran quemados por carabineros y, menos orgullo tendríamos por el degollamiento de tres chilenos como Parada, Guerrero y Nattino.
Los hechos fueron resultado de las circunstancias y tratar de traerlos y contextualizarlos al estado de la democracia actual es un error, sólo queda una real sensación de que ojala en Chile nunca más nos matemos entre chilenos. Y eso, sólo el futuro nos dirá, si hemos aprendido o no.

Mapuche: Un pueblo bajo la alfombra del Estado Chileno

por KROK

Basta con querer averiguar respecto al problema mapuche y querer tener información de su estatus para darse cuenta de lo poco o nada que exponen los medios tradicionales respecto a este tema. Poco se sabe, que los presos mapuches procesados por la Ley Antiterrorista están sosteniendo una huelga de hambre y su principal solicitud es que no sean procesados por esta Ley, sino por un debido proceso donde puedan demostrar su inocencia. Se manifiestan frente a una ley que ha sido criticada también por varias ONG y la Organización de Naciones Unidas (ONU) y que fue creada por el  régimen de Pinochet en 1984 para la persecución política de sus opositores, para posteriormente ser modificada en 1990 y ser utilizada por los gobiernos de la Concertación con el solo fin de perseguir un eventual pronunciamiento del pueblo mapuche, esta ley que da facilidades y facultades extraordinarias al Estado para que los fiscales efectúen allanamientos y detenciones por tiempos prolongados – en algunos casos más de un año- antes de que sean procesados. Todo lo anterior permite aseverar que estamos frente a reales presos políticos de un Estado racista  y que convierte en terroristas a las comunidades que reivindican sus derechos ancestrales. Y mientras en nuestro Chile, el gobierno y los medios están mas preocupados de los presos políticos cubanos, pues esto sustenta su idiología neoliberal, otra vez nos damos cuenta todo lo que falta por hacer e informar respecto al tema mapuche, el desconocer nuestra raza y cultura originaria será construir un puente sin cimientos, lo primero por hacer es suprimir la aplicación de la Ley Antiterrorista del Estado y el reconocimiento constitucional de los pueblos originarios.

Ver video
 

Indulto: Choque de Poderes en el Gobierno

Que mal momento para un indulto a violadores de los DD.HH., si bien este tema no se encontraba superado del todo, se había avanzado de manera tal, que nos tranquilizaba ver a “algunos” de los administradores del genocidio presos, pero tal como una vieja lesión ósea que reflota en el invierno, la sinuosa política se encarga de mostrarnos que nuestro apararentemente robusto esqueleto social presenta fisuras. La Iglesia acostumbrada a entrometerse en variados asuntos, trata de ocultar su mal momento imponiendo una agenda distinta mientras su justicia canónica se muestra lenta e impune en los casos de pedofilia y abusos, todo lo anterior nos da la antesala para ver la lucha de las dos almas de este Gobierno, un alma liberal que no escabulle abordar temas valóricos y otra devota y conservadora. Claramente Sebastián Piñera se encuentra en una encrucijada con su coalición dividida y una Oposición que reflota sus logros en materia de justicia por las violaciones a los DD.HH., este cóctel se potencia con una opinión pública que rechaza todo tipo de indulto y una opinión internacional que apunta en otro sentido en los temas de crímenes de lesa humanidad. Espero que todo quede tal como está y que la ciega, sorda y muda justicia aparezca por estas latitudes.

CASEN: Pobreza o Dignidad

por KROK
La última encuesta Casen revela una variación de la cantidad de pobres en Chile, quisiera restar importancia a este manejo estadístico de la vulnerabilidad de muchos chilenos y levantar la perversa utilización mediática de aquellos con menos posibilidad de defensa. Concertación y Alianza ajustan sus números para mostrarnos como disminuyo y como disminuirá la pobreza respectivamente, en fin todos ganan, pero donde queda el análisis de la mala calidad de la educación publica, pilar fundamental de la desigualdad y fomento indiscutido del analfabetismo funcional. Poco se habla de la desigualdad del ingreso, de los ghettos de delincuencia y drogadicción en las poblaciones y sólo de legitima el modelo, sólo con crecimiento se solucionará todo y no con abordar los temas de educación, salud y vivienda. En resumen con estadísticas más y estadísticas menos continuará postergandose la dignidad.

Imagen: El fantasma Intocable de Bachelet

por KROK
Como le pesa al gobierno la imagen, que preocupados han estado el último tiempo de ella, si algo cuidó la Concertación en sus 20 años de gobierno fue lo mediático. Resbalaron robos, coimas y malas practicas políticas ante presidentes a veces fomes pero con una imagen aceptable y correcta. A tanto llegó todo ello, que Michelle Bachelet se presenta como un fantasma que merodea La Moneda asustando a cuanto asesor y al mismo Piñera. La primera reacción – natural – fue llamar a los fiscalizadores a exorcizar La Moneda como una suerte de caza fantasmas, ante esto, la flacuchenta Concertación salió a defender lo único que tiene: el maternal apoyo de Chile a su ex presidenta. Vale decir que el caso Bielsa fue manejado de manera tal que el único perjudicado fue Sebastian Piñera al punto que la misma derecha se genera críticas respecto al manejo de Ena Von Baer en la Secretaria General de Gobierno. Necesita cambios o no el actual gobierno, será un asunto a resolver, yo agregaría que sólo le falta saber manejar el silencio.

Categorías