/
ARCHIVOS

blog

Esta categoría contiene 5 entradas

La habitación de los espejos y la educación como consumo

por Jorge Inzunza H.(*)
Se entretuvo dentro de la habitación de los espejos con una moneda. Entre sus manos regordetas la moneda se deslizaba para jugar a distorsionar sus formas y tamaños. Cuando esta se hacía gigante sus ojos se hacían enormes y se dibujaba un anuncio de sonrisa en la comisura de sus labios. Puso la moneda sobre la uña de su pulgar derecho, y con fuerza la impulso para que girara. Brillaba en un giro en cámara lenta como dando latigazos al espacio oscuro. Crecía para luego hacerse pequeña. Si hubiera podido elegir la hubiera dejado inmóvil en la posición en que ella era gigante.

Había entrado con la sola intención de imaginar su moneda crecer. Al salir de aquella habitación podría pensar en el poder de compra real. Residente diría que tal vez podría comprar una bala, ya que son más baratas que los condones, mientras algún Presidente diría que podría comprar educación, porque es un bien de consumo. Tal vez el mismo Presidente diría que no sólo es un bien de consumo, sino que un bien de inversión, porque podría entregar esa moneda a un empresario que podría formar un negocio educacional para que otros compren los bienes que se producen allí.

Consumir. Quizás cuando las autoridades hablan de consumo se refieren a la segunda acepción de la Real Academia Española: “Utilizar comestibles u otros bienes para satisfacer necesidades o deseos”, sin embargo no se puede ignorar la potencia de la primera acepción: “Destruir, extinguir”. Cuando se consume algo se destruye, algo se extingue, y no sólo eso podemos deducir que podemos identificar a un agente que perpetra el acto de la destrucción o extinción.

Entonces ¿qué sería consumir educación? He aquí una contradicción, ya que las filosofías detrás de la educación han tendido a compartir que la educación es más bien la construcción, que puede darse a través del conflicto y la destrucción de estructuras cognitivas, pero es un acto creativo en esencia. Si el consumo como ideología socio-política supone la destrucción, entonces podríamos decir que consumo y educación son dos polos opuestos, podríamos decir incluso que prácticamente antónimos.

Si “consumir” un libro es extinguirlo, si “consumir” un profesor es destruirlo, entonces algo no calza bien en esta filosofía de libre mercado en educación. Y los hechos lo demuestran, la inserción de Chile en la anti-regulación educacional significó un incentivo a la destrucción las escuelas y universidades públicas en todas sus dimensiones (infraestructura, condiciones laborales, violación de la autonomía, etc.). Y este es un componente ideológico, no es una elección meramente gerencial o de buen gobierno. Las políticas educacionales chilenas se encuentran encerradas en la habitación de los espejos, la cual ha posicionado el valor del dinero como la pieza central que debiese mover al sistema. Por eso es que se utiliza con tanta recurrencia la imagen de que las familias “eligen con los pies”, yéndose al sistema escolar privado. Si el Estado de Chile no apuesta, como es el deber de todos los Estados, por la educación de todos/as (la pública), entonces es normal que las familias se defiendan privadamente ante la ausencia de proyecto.

La invitación, por lo tanto, es a recuperar el espíritu educativo del Estado. No de cualquier Estado, sino de un Estado que sea capaz de reconocer y defender los derechos comunes, no los derechos de unos pocos. Educar es construir públicamente.

En la habitación de los espejos ha entrado la protesta.
Columna publicada en Blog Versus 21 facilitada por el autor.
Anuncios

Sinopsis Aulas en Penumbras: Estudiantes secundarios y su resiliencia

Un documental que muestra el empeño de estudiantes secundarios chilenos exigiendo igualdad y dignidad, una muestra del abandono y resiliencia.

“…cuando se lee poco, se dispara mucho…” Calle 13

Dirección, guión y producción: Víctor Gomez y Pablo Villagra

Producción: Carolina Espinosa

Cámara y Sonido directo: Víctor Gómez y Pablo Villagra

Edición y montaje: En la quebrá del aji.tv

Asistente producción: Gonzalo Rodriguez

Entrevistados:

Eduardo López
Presidente Centro de Alumnos Liceo Frías Valenzuela, La Granja.

Alfredo Bielma
Vocero ACES

Tania
Vocera Liceo Técnico Clelia Clevis Dinator.

Cristóbal Espinoza
Vocero Centro de Alumnos Liceo A90, San Miguel.

Felipe Aceituno
Vocero Liceo Amunátegui, Santiago Centro.

PORFIA2 HECHOS PRODUCCIONES

EL IRREVERENTE: http://www.elirreverente.cl

El Panóptico de las Redes Sociales

por Victor Acuña Jimenez (*)

Por estos días se ha difundido el articulo “Gobierno chileno monitorea redes digitales y abre polémica” en la Red, acerca de eso que nunca se sabe, pero siempre se rumorea. Las estrategias de Inteligencia.
La producción de información especifica para prevenir, y anteponerse a, los focos de conflicto, a las contingencias, siempre tiene fuertes consideraciones éticas, por cuanto se sustenta de la capacidad de acceder a informaciones especificas y detalladas, que uno tiende entender como privadas, o “intimas”. Por lo demás, la Inteligencia es un concepto directamente asociado al Control, por lo general de la sociedad Civil, justamente espacio donde se permite y se encuentra menos regulado. Un ejemplo de ello, es el que las acciones de “Inteligencia” en el sector privado, se cuestiona desde el concepto de espionaje industrial, que tiene mas o menos establecido los limites de lo permitido y lo que no. Esto mismo no sucede con los Estados, en particular el Chileno, aunque hay Estados que tienen mas desarrollada la discusión.
Por lo demás las labores de Inteligencia siempre se encuentran teñidas de cierto hermetismo, puesto que es en esencia un trabajo con la información, y por lo tanto, el que se sepa que se hace y como se hace restringe sus posibilidades, su eficiencia. Sin embargo es Pablo Matamoros, Consultor Web de Gobierno, quien en una entrevista entrega la información acerca de la estrategia de Gobierno respecto al manejo de la información de los usuarios en las Redes Sociales, con una “ingenua” transparencia, con relajo, pero sin embargo diciendo mucho mas de lo que dice, como propiedad intrínseca del lenguaje.
De esta manera, observamos que cuando Matamoros admite públicamente “que este monitoreo les ha permitido saber cómo los debates digitales influyen en los medios.” da cuenta de que dentro de las estrategias de manejo de la información, a través, específicamente, de los Canales de Televisión, ha fallado o ha dejado de ser suficiente.
Ha sido un tema de discución durante este año de Gobierno Piñerista, la aglutinacion y estructura de los medios de comunicación en Chile, para detalles puede leer “Estructura de los medios de comunicación en Chile” , mientras se cuestionó ampliamente, lo que fue llamado, desde las Organizaciones de la Sociedad Civil tanto chilenas como extranjeras, como el “Cerco comunicacional Chileno”, que queda de manifiesto en el silencio absoluto de los medios de comunicación respecto de la anterior huelga de hambre de los mismos comuneros Mapuches, y que es denunciado por las Redes Sociales, con multiples llamado a su ruptura, incluyendo la toma de la radio Bio Bio, en Octubre del 2010.
Desde esta movilización progresivamente los temas han salido desde la red, y si bien es posible frenarlos desde las “lealtades” del Gobierno con los Medios de Comunicación, desde el cerco comunicacional, la instalación de los temas en las redes sociales obliga hoy a los Medios a hacerse cargo. Y esto Matamoros, y el Gobierno, lo ven claramente: “Por ejemplo, si un tema cobra fuerza el lunes en Internet, el jueves llega a los medios” y eso posibilita al gobierno “pensar en su pauta”” Indica el articulo. Sin embargo, debiese decir “obliga”, ahora sí, “pensar su pauta”, y a considerar las Redes Sociales como un factor, y por tanto a Intervenir.
Considerando esto vale preguntarse porqué se dice lo que se dice. ¿por Transparencia?, ¿Por Ego?, ¿Porqué alguien de gobierno dejaría de manifiesto las estrategias de Inteligencia de ese Gobierno?. Justamente por lo que deja ver lo anterior, las Redes Sociales se han vuelto “una piedra en el zapato para el Gobierno”, han cambiado las lógicas de Instalación, han democratizado la producción de la Información, y a restringido las posibilidades del “cerco comunicacional” como estrategia. Y frente a ello se hace evidente que “hay algo que hacer”.
Frente a una transformación de estas características no es raro que la forma de enfrentar el cambio sea a través del castigo, orientado a quienes generan o promueven dichas transformaciones. Y no es extraño además, que la forma mas directa para enfrentar dicha conducta desviada sea, en primera instancia la Vigilancia. La Construcción del Panóptico Moderno, que siempre tiene como elemento fundamental, no solo el control, sino que además la promoción del Miedo.
En este sentido se hace coherente la indicación, con detalle, de las posibilidades de localización de las personas, “Si un usuario menciona tu marca (en Twitter), obtenemos su posición exacta y lo ubicamos en el mapa”, como indica BranMetric (software citado por Matamoros), y lo que le importa al Gobierno en este sentido: “Lo importante es la métrica, o sea cuánto vale cada uno” como líder de opinión dice Matamoros.
Es interesante este relato ya que indica, justamente, los dos elementos centrales, de su discurso: Lo que importa es “cuanto vale cada uno”, lo que es posible solo si “las personas no valemos lo mismo”, y la razón parece lógica, no todos tenemos la misma exposición, los mismos seguidores, la misma confianza por parte de los demás. Sin embargo, deja de manifiesto que el interés no está en los temas u opiniones, ya que estas surgen de cualquier persona, lo que les interesa de fondo son las resonancias, las personas que generan las resonancias, y por tanto sus ideas pasan a segundo plano, porque lo importante son las ideas que reproducen, como mecanismo de filtro para ser o no observados. En definitiva lo que le interesa al Gobierno son algunas personas, donde se ubican, y que ellos además sepan que son observados, y ubicables. El panóptico.
Así, esta discusión, generada a raíz de la trasparentación de las estrategias de Observación de las Redes Sociales, no solo no entregan nada de novedoso, sino que además tienen como función el generar temor. Es una estrategia pensada y desarrollada para que nos sintamos observados, como antiguamente se hizo con el Uso de las grabaciones de vídeo por parte de carabineros en las manifestaciones Universitarias de fines de los 90′; O bien se colocan, con los mismos objetivos disuasivos, las cámaras dentro de un Banco.
En el Panóptico, la observación, es unidireccional, y ambigua. Así se observa a todos, cuando todos sabemos que se observa a algunos, aunque todos podríamos llegar a ser observados, con lo que resulta conveniente lo de los “lideres de opinión” en genérico, cuando en realidad son observados los “lideres de ciertas opiniones”
Lo demás Voladeros de luces sin mucha carne, argumentos como que “La idea es ser un gobierno cercano, que trabaje 24 horas y siete días a la semana, y poder escuchar a la ciudadanía y donde más se cumplen esos tres apostolados es en Internet”, según afirmó Nicole Forttes, jefa de comunicación digital del Ministerio Secretaría General de Gobierno (Comunicaciones),no deja de ser desafortunado cuando hay un contexto de Movilizaciones Universitarias, 81 días de Huelga de Hambre de presos Mapuches, y un tema Ambiental como HidroAysen que ha movilizado a Miles, mientas el Presidente está de Vacaciones.
Sin embargo no se preocupen lideres de opinión respecto de estas nobles causas, pues como nos lo ha hecho explicito esta semana el gobierno. “sonría, lo estamos grabando”.



“Ladran Sancho, parece que vamos avanzando.”
Alonso Quijano
(*) en Twitter @Vacuna709, http://twitter.com/#!/vacuna709 y  su blog Zert. pateando la perra

Hidroaysén quiere inundar la Patagonia, pero antes inundó las calles…

por El Reno

Hace un buen tiempo que quería escribir sobre este tema, que hoy está en la boca de muchos. Un proyecto energético que hizo (o ha hecho) mucho más de lo esperado, y del cual uno debe sacar muchas lecciones. No explicaré el proyecto, porque me imagino que ya todos saben algo, ya sea las cosas buenas como las cosas malas. 
Quiero empezar con una autocrítica (aquél que se sienta identificado, critíquese también). Este proyecto empezó a gestarse el 2008 mas menos. Durante 3 años, estuvo bajo un silencio general, en donde los únicos que alegaban contra la mega-represa era el grupo Patagonia Sin Represas (muchos habrán visto una calcomanía con la misma leyenda). Por mi lado, había escuchado de esto, pero no había leído nada, tanto a favor como en contra, y solo me vine a informar ahora último, cuando estábamos a 2 semanas de aprobarlo. Aquí la crítica, es que como sociedad no debemos dejar todo a último minuto. Debemos tomar las “armas” (no tomar en sentido bélico) antes y no a última hora (como es muy característico de nuestra idiosincrasia), porque al hacer esto sucede lo otro. Siendo bien objetivo, todas las manifestaciones populares se están produciendo después de la aprobación. Si uno es bien autocrítico, hubo un error aquí, ya que las manifestaciones se deben hacer antes para producir cambios significativos. 
Espero que las manifestaciones populares que hoy se producen, logren buenos resultados, pero la lección ya debe estar aprendida. (ojo, que en el norte se acaban de aprobar 2 termoeléctricas, además de la gran termoeléctrica Castilla, la más grande de Sudamérica). Junto con esto aprovecho de sacar otra lección. Aquí hay muchos que votaron por el sr. Piñera porque con el veían un cambio en lo que sería la forma de administrar el estado. Mucho se dijo en las campañas presidenciales, de que la Concertación no había hecho nada en 20 años, y que con la llegada de “nuevos” aires, las cosas se empezarían a hacer de forma correcta (eficiente era la palabra más ocupada). 
Muchos, creyeron (siempre hago la mención especial de Leonor Varela, actriz chilena que creyó en las promesas medioambientales de Piñera), y hoy se deben sentir algo engañados, porque el candidato presidencial que dijo que no aprobaría termoeléctricas o hidroeléctricas, ya lleva 3 termoeléctricas aprobadas y una central hidroeléctrica, y en relación a investigación sobre las energías renovables no convencionales (ERNC), nada se ha hecho (o dicho). Aquí hay otra lección que sacar, y no solo me refiero a las presidenciales, si no que me refiero a toda elección. Muchos votan hoy porque la persona es simpática, porque es de uno u otro partido, o porque simplemente una vez me miró bonito. Como población votante nos debemos involucrar en los ideales de los que nos van a gobernar, para que el día de mañana, un diputado-senador-alcalde-concejal o presidente, no salgan con algo con lo que no estamos de acuerdo. Claro, uno no puede saber todo lo que piensa, pero algo debemos investigar sobre los candidatos.

Uno de los comentarios que más se repite hoy en día (y que se usan para defender el proyecto de HA) es el que Chile necesita más energía. Esto, debido a que el país crecerá considerablemente en los próximos años, por lo que los requerimientos energéticos también lo harán. Hoy, el sistema interconectado central (SIC) se abastece con aproximadamente 6.500 mega-watts. Esto quiere decir que en los próximos 10 años, Chile llegará a necesitar unos 13 mil mega-watts. También es necesario decir que del 100% del SIC, solo un 12% corresponde a consumo domiciliario. Primero, el decir que Chile necesita energía no defiende al proyecto. Poniendo otro ejemplo, yo puedo decir “tengo hambre” o “necesito plata”. La forma rápida y fácil llenar dichos requerimientos sería robar, por ejemplo. Otros dirán que tengo que trabajar, o que debo ahorrar plata. Pero, como lo que necesito, lo necesito HOY, lo más fácil es robar. Si bien, eso llena mis requerimientos, no lo hace bien. En cierta forma, creo que sucede lo mismo con HA. El solo hecho de decir “necesitamos energía” con la solución de inundar casi 6 mil hectáreas de terrenos vírgenes que son únicos en el mundo no me parece bien. Además que el comentario es “necesitamos energía”, pero no hay un análisis más allá del solo hecho de necesitarla. 

Volviendo al ejemplo anterior, el “tengo hambre” tiene un análisis. Algunos dirán que el hambre se produce porque no maneje bien mis dineros, o comí alimentos que no eran nutritivos, o que nunca tuve un plan a futuro para asegurar que no tuviera hambre. Lo mismo sucede hoy. La discusión no debería ser tanto “necesitamos o no la energía”, sino que lo que hay detrás de dicho comentario. Por ejemplo, acaso los gobiernos de Chile han tenido alguna vez un plan energético, en donde el proponente fuera el estado y no el sector privado?. Con la memoria que tengo, debo decir que no (si usted tiene mejor memoria, por favor, hágamelo saber). Los gobiernos de la Concertación se equivocaron en este punto, ya que ellos nunca pusieron en la mesa la investigación que se debía hacer o los planes a futuro. Lo que ocurrió fue que el sector privado llegó con propuestas, y el estado se limitaba a aprobar (o en muy pocos casos, desaprobar), y cuando esto pasa, las decisiones no las toma la gente, si no que un pequeño grupo de personas (que en muchos casos, suelen ser de otros países. Esto no lo digo con sentido xenófobo, si no que tiene su crítica. Lea mi opinión sobre castilla para que me entienda). En el ejemplo de “tengo hambre”, si yo no me propongo un plan de alimentación, dependo de lo que me ofrezcan. Si viene McDonalds y Dominos Pizza, y me ofrecen comida, claro, ya no tendré hambre, pero pronto sufriré de obesidad, hipertensión, sedentarismo y hasta de infartos cardiacos. Por eso, la importancia de que el estado debe ser un proponente y no un observador. El estado vela por la seguridad de TODOS los chilenos, cosa que no pasa.

También, muchos repiten la frase “bueno, si no estas de acuerdo con HA, apaga el computador, la luz, y no ocupes energía”. En el fondo, si uno no esta de acuerdo con un proyecto que generará energía, no debe ocupar energía (algo que hoy en día es practicamente imposible). Para rbatir dicha frase yo les digo que uno como consumidor energético (en donde pagamos las cuentas e impuestos) tiene el derecho de exigir que el origen de la energía sea limpia y sustentable. Si yo no estoy de acuerdo con algo, siempre habrán dos caminos, en doende el primero es no usar dicho servicio y el segundo es alegar o exigir que dcho servicio se haga en forma correcta. Si uno dejara de usar todos los servicios y productos en donde uno no este de acuerdo en algún punto, nos tendríamos que mudar todos a una isla desierta.

Otro comentario que se usa para defender al proyecto, es que la cantidad de hectáreas que se inundarán son solo un 0,1% del terreno total de la región de Aysén. Aquí es cuando llegamos al punto de los números. Yo, con mi corta vida, he aprendido que con números se puede hacer de todo. He sabido de empresas multimillonarias que manejando los números en forma correcta, al final de año, pueden aparecer con números rojos. Además que el comentario de que “solo es un 0,1%” busca quitar importancia, y lleva algo físico al mundo matemático. Siguiendo esta misma lógica, uno podría decir que el terremoto en Chile no mató a nadie, ya que los 500 fallecidos representan como un 0,003% de la población total del país, pero solo un insensible podría decir que nadie murió. Aún cuando el porcentaje es bajísimo, gente sufrió y perdió a sus seres queridos. Con esto, trato de establecer el “peligro” que puede ser el que se lleve algo físico (o algo que no se puede evaluar con números) al rango matemático. Se inundarán terrenos que son vírgenes en el mundo, que ningún otro país los tiene, y creo que eso hay que considerarlo. Además, si nos vamos a los números, se podrían poner el 1% de paneles solares en el desierto de Atacama para dar energía a todo Chile. El porcentaje no es solo un número, si no que tenemos que ir mas allá. No es lo mismo 5 mil hectáreas en Aysén a 5 mil hectáreas en el desierto de atacama. No es lo mismo un sismo de 5 grados acá en Chile que un sismo de 5 grados en España. No es lo mismo inundar la Patagonia que inundar Santiago u otra ciudad. Debemos hacer un análisis más profundo y no quedarnos solo en los números.

Otro de las defensas es que con HA se potenciará la región. Aquí mostraré mi lado mas paranoico. Con la construcción de este proyecto, se necesitarán aproximadamente unos 5 mil trabajadores. Muchos de ellos vendrán de otras regiones, y conociendo el nivel socio-cultural del trabajador promedio obrero de Chile (disculpe si generalizo o si soy muy despectivo) las ciudades de Aysén se convertirán. Ya se hablan de proyectos de hoteles, casinos (de juegos), prostíbulos, etc. La basura aumentará, el tráfico, la delincuencia, etc. En decir, no solo se habla de convertir el medio-ambiente, sino que también la ciudad en si sufrirá una transformación. Considerando que los ingresos de la región dependen del turismo, me gustaría saber cómo afectará esto en dicho ingreso.

Otro tema es que se habla de que las ERNC no son eficientes y son muy caras. Pero, y las investigaciones sobre esto?. Acaso el estado (pasado o presente) ha entregado estudios en donde se evalúa la factibilidad de impulsar dichas energías?. Chile es un país que cuenta con todo: mar, montañas, desierto, viento, etc., pero a la hora de construir algo, nos vamos a lo más simple, a lo más rápido. Es necesario tener una política energética, que sea a largo plazo, con visión de futuro. Porque hoy, nos arrepentimos de las termoeléctricas construidas, pero las seguirnos construyendo. Solo espero que en 10 años más, no nos arrepintamos de haber construido una mega central.

Por último, hoy se demuestra la necesidad de implantar plebiscitos. Cuando la gente, la masa, la “plebe” se da cuenta de que aquellos políticos que fueron elegidos para “algo”, no cumplen con ese “algo”, la gente se toma las calles y exige lo que cree que se merece. Dicha exigencia se cubriría con los plebiscitos. Además, hay temas nacionales que no pueden ser decididos por 120 diputados y 38 senadores, si no que deben ser decididos por 15 millones de chilenos.

Al final, usted tiene la última palabra.

Texto publicado originalmente en El Reno

Miles no podemos estar equivocados en defender la Patagonia chilena de represas

Amigos


Comparto con ustedes este hermoso y sentido texto de Francisco Fantini.

La Patagonia Chilena merece el esfuerzo de defenderla, a pesar de ser el botín de empresarios que solo ven en ella recursos gratis para lucrar con un bien que no solo nos pertenece a todos los chilenos, sino patrimonio de toda la Humanidad.
Miles no podemos estar equivocados en defender la Patagonia chilena de represas.
Los invito a seguir manifestando su rechazo a las represas en la Patagonia, sino también al megatendido que amenaza los 2300 kms del territorio nacional.

Ginnia Silva Amaya.

Leer publicación “Patagonia sin Chile” de Francisco Fantini

Categorías